Cómo Hacer Música mas Interesante: El Contraste

La idea es que el oyente, quien escucha nuestra música, no se aburra, que mantenga el interés. Para ello, debemos nosotros hacer música que sea interesante de escuchar, donde haya variedad y contraste.

En este artículo y video, verás cómo hacer música mas interesante.

Armonía

  • Densidad Armónica: Tríadas, cuatríadas, acordes extendidos, notas añadidas, etc. Mientras mas notas lleva la armonía en cada acorde, mas denso.
  • Función Armónica: Tónica/SubDominante/Dominante, Cadencial, Modulatorio, Errante, Discursivo, etc. Cual es la intención de esta armonía.
  • Ritmo Armónico: Duración de cada acorde y la relación entre estas duraciones. Puede ser simétrico o asimétrico, rápido o lento.
  • Centros tonales o Tónicas: mantener el centro tonal, la nota central o el reposo, o bien variarlo.
  • Armonía Diatónica o Cromática: si mi armonía se mantiene dentro de una escala es diatónica. Si varía mucho y me aleja de la escala original, es cromático.
  • Disposición de la Armonía: cómo dispongo las notas de los acordes.

Melodía

  • Melodías mas Móviles o mas Estáticas: cantidad de movimiento o de notas dentro de la misma. Puedo mantenerme en unas pocas notas largas, o tener una serie de escalas o motivos con corcheas, que sería mas móvil.
  • Melodías Diatónicas o Cromáticas: si me ciño a la armonía estrictamente o uso algunos cromatismos como notas de paso, bordaduras, aproximaciones, enclosures, etc.
  • Ámbito: la distancia entre la nota mas aguda y la mas grave dentro de una frase melódica.
  • Curva Melódica: la forma que sugiere la melodía, el dibujo que hace.
  • Inicio de la frase, a nivel rítmico: puede ser en tiempos fuertes, en tiempos débiles, sincopado, etc.

Ritmo

  • Densidad o Textura Rítmica: cómo lleno el compás, si está mas poblado o deja mas espacio vacío, ya sea con notas largas o silencios.
  • Cambios de Métrica o Cifra de Compás: es un contraste fuerte, usar con cuidado porque puede ser difícil volver. Mas suave cuando ambos compases tienen la misma cantidad de negras/corcheas, ej: entre 6/8 y ¾.
  • Cambios de acentuación: Mas suave, cuando cambiamos la acentuación dentro de un mismo compás.

Timbre

  • Mismo material, distintos instrumentos: el mismo material musical, ya sea un acorde, una melodía, un ruido, etc., puede pasar de un instrumento a otro para favorecer la variedad y además sumar unidad. Por ejemplo, cuando en un solo se cita la melodía vocal, o cuando los bronces tocan una linea similar a la melodía del estribillo, o una imitación contrapuntística, etc.
  • Variar el timbre según cómo toco el instrumento: todo instrumento tiene infinitos sonidos/timbres, y conviene explorarlos. Dependen de si toco mas fuerte o mas despacio (dinámicas), si toco mas cerca del puente en las cuerdas, si uso uñeta o dedos, etc.
  • Variación tímbrica con efectos: también se pueden usar pedales o efectos para variar el timbre de cualquier instrumento. Tener en cuenta que mientras mas complejo el sonido, mas agota. Si tengo una distorsión en la voz, muy intensa, puede que me funcione mejor usarla solo en algunas secciones.

¿Te sirvió? ¿Tienes algún otro elemento que añadirías?

¡Déjame un comentario, y así lo charlamos! Siempre es bueno recibir palabras de otra persona, sea quien sea, para aclarar nuestra cabeza un poco. Te invito también a que, si te gustó el artículo, lo compartas en las redes 🙂

Un Abrazo!

Print Friendly, PDF & Email
Compártelo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *