Desarrollo Melódico, Motívico, Armónico y Rítmico

La idea opuesta/complementaria a la del contraste, que vimos la semana pasada, es la del desarrollo melódico, motívico o de cualquier elemento musical prominente. Se trata de tomar una idea musical característica y explotar todo su potencial, reciclando su material con variaciones que le darán nuevos significados.

¿Por qué el Desarrollo?

Para que tu música sea coherente y se note que es un todo cohesionado, con hilo, fluidez y sentido, es bueno tener en mente el concepto de desarrollo melódico. También, como veremos en el video, lo puedes aplicar a la rítmica o a cualquier elemento motívico que elijas.

Lo que nos permite desarrollar una idea es darle un elemento común a nuestra pieza musical, lo que va a generar un efecto mucho mas suave y llevadero al oír esta música. El desarrollo, así como la variación, nos aportan sensación de familiaridad con la música que estamos oyendo. Es el elemento opuesto al contraste, al material nuevo.

¿Qué Elementos Podemos Desarrollar?

Cualquier elemento musical que sea característico y memorable es susceptible de desarrollo. Así mismo, este desarrollo o material variado no tiene por qué estar siempre en primer plano, si no que puede ocupar un plano de fondo y así seguir dándole continuidad a la música y una sensación de tejido o entramado global.

Desarrollo de un Ritmo

En el ejemplo del video, se toma un ritmo básico para una sección, llevado por la guitarra. En otra sección distinta, la se podría usar una variación del mismo ritmo (tal vez una condensación o reducción del mismo, en este caso), para darle unidad y variedad al mismo tiempo: es un ritmo nuevo, pero

derivado del anterior.Desarrollo de una célula o motivo rítmico

Desarrollo Armónico

En el video, planteamos cómo el tomar prestado un acorde de un área tonal, en este caso la paralela menor, puede facilitar el uso de mas acordes que provengan del mismo lugar. Esta técnica, conocida como intercambio modal, puede jugar e interactuar de forma muy linda con el concepto de desarrollo y esa «responsabilidad» que surge al presentar un color una vez, de explotarlo un poco mas. Como siempre, es una opción, pero está a la mano.

Si quieres saber mas sobre el intercambio modal, te dejamos un artículo sobre ello.

Desarrollo de una Melodía

En la imágen, vemos la melodía-motivo del video. Es gérmen para iniciar una estrofa, y construir en torno a ella.

  • Lo primero que podemos hacer es acompañar los cambios de la armonía con el mismo motivo, pero traspuesto, para una 2da frase de la misma sección. Es una técnica básica que funciona muy bien, acomodamos la misma melodía a la nueva armonía y es muy efectivo.
  • También podemos reutilizar algún motivo característico en otra sección de música, como en el estribillo, y tal vez variarlo o sumarle elementos para que no sea tan plano y así darle un nuevo significado.

desarrollo de una melodía y sus motivos.

Desarrollo del Motivo Melódico dentro del Arreglo

En este pequeño arreglo para la sección de la estrofa de nuestra canción imaginaria, hemos dispuesto a un trío de cuerdas acompañando en la armonía a la melodía principal, vocal. Vemos cómo el motivo aparece en el Violonchelo como disminución (rítmica mas rápida), en el violín como aumentación (ritmo con el doble de duración), en distintas alturas. Esto le da mucha unidad a la sección, se nota que todo el material proviene de una misma fuente.

desarrollo del motivo melódico dentro de un arreglo

Consejos finales

Como siempre, la clave es aplicarlo. Pero es bueno tener en cuenta un pequeño ejercicio: intentar que la variedad de materiales musicales sea la mínima, hacer la mayor cantidad de música posible con pocos elementos. Esto nos va a dar realmente una habilidad para el desarrollo de materiales y melodías simples.

Luego, sin esta restricción, podemos incorporar nuevo material y mezclarlo a gusto con el desarrollo y lograr formas musicales convincentes y cohesionadas.

¡Déjame un comentario, y así lo charlamos! Siempre es bueno recibir palabras de otra persona, sea quien sea, para aclarar nuestra cabeza un poco.

Y, si te interesa, te invito a darle una vuelta a nuestro Libro de Armonía y Composición…

Te invito también a que, si te gustó el artículo, lo compartas en las redes 🙂

Un Abrazo!

Compártelo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *